Transformación digital no es innovación (y viceversa)

Compartir

transformación digital - en alianza Continuum - Educación Ejecutiva UTEC

Compartir

Transformación digital no es innovación (y viceversa)

Si hay dos términos que han sonado en el entorno empresarial, sin duda que son transformación digital e innovación. Tan al unísono han sonado, que muchas organizaciones las tratan como una sola cosa: la cada vez más popular gerencia de “Innovación y Transformación Digital”.

Y a primera vista, pareciera tener sentido mantenerlos juntos, ¿verdad? Tener un área que se encargue de “todo lo nuevo” suena intuitivamente lógico. El problema es que no, no son lo mismo. Se gestionan distinto, requieren roles diferentes, tienen horizontes de tiempo, métricas de éxito separadas y responden a expectativas y prioridades totalmente independientes.

Entender lo diferentes que son la innovación y la transformación digital, y evitar considerarlas en el mismo lugar, es el primer paso para poder realizar las promesas de cambio que traen. Aquí van tres diferencias clave entre ambas, que pueden ayudar a que cada una se gestionen adecuadamente:

  1. Gestionar la innovación es una función permanente, la transformación digital es un proceso (que empieza y termina): La verdadera función de un área dedicada a la innovación es impulsar que la compañía completa innove, por eso es mejor hablar de facilitación de innovación. Mientras que la transformación digital es un proceso estratégico que tiene una dirección y un objetivo concreto; involucra aprovechar ventajas competitivas actuales y desarrollar competencias tecnológicas nuevas para construir una posición diferenciada y sustentable en el tiempo.
  2. Todas las gestiones de innovación se parecen, en cambio todos los procesos de transformación digital son diferentes: Así como los problemas son comunes, las funciones de un área de innovación para solucionar estos problemas — facilitar, motivar y destrabar — también se hacen de manera relativamente similar, sin importar el rubro, la industria o el mercado. En cambio, un proceso de Transformación Digital es estratégico y diferenciado, no puede ser genérico ni es el mismo para cualquier organización.
  3. Innovación se encarga de empujar la generación de ideas; la Transformación Digital de escoger las batallas (y ejecutarlas bien): Por muy buenas que sean las ideas que tengas, tu ejecución siempre será promedio (y por ende, fácilmente copiable y superable por otros) si no has definido tu estrategia y no has invertido en desarrollar capacidades superiores, tanto en talento como en infraestructura, para ejecutar dicha estrategia.

En alianza con Continuum, abordamos la transformación digital, de la organización, desde la estrategia. Aprende más en el Programa Avanzado en Estrategia de Transformación Digital. Conoce más aquí.

 

* El artículo es una adaptación del artículo “Transformación digital no es innovación (y viceversa)” de Sergio Nouvel, Febrero 2018, Medium.

Publicado el: 
08 de Septiembre