Innovación no es estrategia

Compartir

transformación digital - en alianza Continuum - Educación Ejecutiva UTEC

Compartir

Innovación no es estrategia

y por qué confundirlos no es bueno para una empresa en proceso de cambio

 

“La innovación es estratégica para nosotros este año e invertiremos en ella”. “Como parte de nuestra estrategia, destinaremos un fondo de innovación a desarrollar nuevas líneas de negocio, que nos permitirán capturar más valor”. ¿Te suena familiar alguna de estas frases? El problema es que estas declaraciones, por mejor intencionadas y bien armadas que parezcan, no son una buena estrategia y no ayudan a estimular la innovación; es más, suelen conducir a la parálisis, al autosabotaje y a perder tiempo y dinero. Y el principal error en esto, es confundir la innovación con una estrategia; así que revisemos ambos conceptos:

  • Estrategia: Es la manera en la cual resolvemos un desafío o problema usando recursos limitados. Énfasis en “manera”: describir una estrategia involucra describir un cómo, la forma específica en la que se hará frente al desafío.

Si no hay problema, no hay estrategia: ¿Cómo esperamos que la estrategia nos ayude a resolver el problema si ni siquiera hemos diagnosticado éste? Necesitamos encontrar un problema real, actual y vital. Si no es actual, no nos moveremos a resolverlo o lo postergaremos y si no es vital no lograremos que toda la organización se sume.

  • Innovación: Se podría definir como una etiqueta, a posteriori, que le otorgamos a las ideas que demostraron ser buenas. Lo que llamamos “innovaciones” hace mucho que dejaron de ser ideas: son productos, servicios, negocios, procesos, infraestructuras, datos tangibles. ¿Qué hace, entonces, que surjan lo que llamamos “innovaciones”? Exactamente: una buena estrategia.

Una buena estrategia te ayuda a innovar, porque te ayuda a escoger las batallas; entonces, recapitulemos:

  • Una buena estrategia es concreta — soluciona un problema.
  • Una buena estrategia te permite hacer cosas que otros no — crea diferenciación.
  • “Innovación” es como le llamamos a las cosas que ya funcionaron. Por ende, la etiqueta “innovación” no sirve para filtrar qué ideas hacer y cuáles no.

Una buena estrategia te da foco. Nunca tendremos recursos, inteligencia ni capacidades ilimitadas. Por lo mismo, implementar tecnología o disparar proyectos de innovación no es una estrategia viable ni eficiente; siempre estará en desventaja frente a las empresas que tienen las cosas claras y que están enfocadas en hacer cosas que el resto no puede.

En alianza con Continuum, abordamos la transformación digital, de la organización, desde la estrategia. Aprende más en el Programa Avanzado en Estrategia de Transformación Digital. Conoce más aquí.

* El artículo es una adaptación del artículo “Innovación no es estrategia” de Sergio Nouvel, Marzo 2019, Medium.

Publicado el: 
25 de Agosto