La Inteligencia Artificial y la Ciencia de Datos como aliados frente al cáncer de pulmón

Compartir

Compartir

Durante el año 2019, la revista Nature Medicine publicó un estudio que fue realizado por científicos de la Universidad Northwestern y Google AI en el que, gracias a la ciencia de datos y la inteligencia artificial, desarrollaron un algoritmo capaz de detectar hasta los más minúsculos nódulos pulmonares malignos a partir de resultados de un TAC -tomografía axial computarizada- del tórax, con una precisión igual, o mejor, que el de los radiólogos.

A través del ‘deep learning’ o aprendizaje profundo, una rama de la inteligencia artificial, en la cual la máquina aprende a partir de ejemplos y elabora patrones cada vez más complejos, simulando el funcionamiento del cerebro. El método permitió comparar las imágenes de resonancia de un grupo de pacientes que ya tenían la confirmación del cáncer mediante biopsia y, en la mayoría, el modelo funcionó igual o mejor que los radiólogos.

El estudio se desarrolló con el cáncer de pulmón ya que es el tipo de cáncer que mayor número de fallecidos presenta1. Mozziyar Etemadi, autor del estudio, comenta que “no solo se podrá diagnosticar mejor a una persona con cáncer, sino que también se podrá decir si alguien no lo tiene y salvarle así de una biopsia pulmonar invasiva, costosa y con riesgos”.

De acuerdo a un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, se prevé que para el 2030 el número de nuevos casos de cáncer aumenten a cerca de 23,6 millones2 por lo que, aplicar este algoritmo, ayudaría a prevenir que este número decrezca. Se espera que esta tecnología se pueda aplicar con precisión a un gran número de personas.

 

Fuentes:

1 Organización Mundial de la Salud, “Cáncer, datos y cifras”. 2018.

2 “Estadísticas del Cáncer” publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer, actualización 2018.

 

Publicado el: 
04 de Febrero